Miro encenderse la noche

Aunque los haikus tienen origen japonés, Eugenia los descubrió a través de los poetas ingleses y muy pronto empezó a escribirlos en esta lengua.

Ahora los compone, los vive y los siente en castellano, y los llena de pájaros, sol y flores.

Algunos son directos, como una patada en el estómago hecha de palabras. Otros son íntimos, tristes, contemplativos. Eróticos, a veces.

La mayoría son instantáneas llenas de color sobre las pequeñas cosas que nos rodean.

NO DISPONIBLE

Crónicas Funestas: el juego de rol

Acompaña a Coso Abripio y sus amigos (o enemigos) en sus aventuras por toda la isla.

Con este manual podrás con un dado de seis caras (lo que los eruditos möhenses llaman “1D6”) o bien de una forma más narrativa.

Ofrece un amplio abanico de posibilidades: para jugar con los más pequeños o los más mayores; para novatos o para expertos; en una sesión o en varias.

Incluye: mapa, árbol genealógico, ficha para la creación de personajes, un generador automático de personajes y ocho personajes ya creados, listos para empezar a jugar.

 

Los niños de la casa grande

1,00 

Los niños de la casa grande han desaparecido. Todo el mundo los anda buscando por los olivares.

La única cría que queda en el cortijo se esconde en el cocherón de los tractores. A través de la ventana, observa las idas y venidas de los señores, los jornaleros y las patrullas de la guardia civil. Mientras, recompone los recuerdos de los últimos días, en los que quizá se encuentre la clave de lo que está ocurriendo.

Un relato de realismo negro, ambientado en la Andalucía profunda de finales de los ochenta.

Disponible únicamente en ebook.

La niña bajo el naranjo

1,00 

Lucía recibe un recado para dárselo a su padre pero, casi de inmediato, decide no dárselo. Durante los siguientes días, debe vivir con el miedo a que descubran su mentira, mientras ve acumularse las consecuencias que esta ha tenido sobre su familia.

Un relato corto de realismo negro, ambientado en la Andalucía profunda de finales de los ochenta.

Disponible únicamente en ebook.

La niña de los lirios

1,00 

La abuela no es como las otras mujeres: no quiere joyas ni abrigos de piel. En lugar de eso, el abuelo le regala lirios de agua, o calas, que planta en el patio y crecen hasta convertirse en su mayor orgullo. Tanto, que una Semana Santa decide cortar unos pocos para ponerlos en la iglesia, a los pies del Cristo yacente. Sin embargo, algunas personas no están de acuerdo con esta decisión.

Maga Vaga

2,99 9,90 

El rey Camtrei ha llegado al poder después de liderar una gloriosa revolución. Sedora, le cuenta a su hijo, está ahora a salvo. Casi a salvo, porque todavía tiene una gran enemiga, la poderosa Maga Vaga.

Berta Uno es una proscrita que oculta un pasado oscuro de muerte y destrucción.

Rotme es una joven maga que no acaba de creerse la versión oficial y parte en busca de Maga Vaga para que la ayude a derrocar el rey.

Y Maga Vaga… es la persona más poderosa del planeta, capaz de doblegar el universo entero a voluntad. Lo que pasa es que ahora mismo no le apetece.

Tiempo presente

2,99 12,90 

Desde que los viajes en el tiempo se hicieron realidad estuvo claro: alguien encontraría la forma de ganar dinero con ellos. Lo que nadie esperaba era que ese alguien fueran las casas de subastas, capaces de enviar investigadores al pasado para acreditar el valor de los objetos a la venta. Investigadores como Inés Sellés, experta en certificar objetos relacionados con la música y la cultura pop. Hasta que, por la falta de personal, la envían a esa misión de la Alicante en guerra y de pronto todo cambia.

Marina Such es periodista especializada en series de televisión y actualmente trabaja como coordinadora de la web Serielistas. Ha publicado el ensayo Guía del seriéfilo galáctico, un repaso a las cincuenta series de ciencia ficción imprescindibles y la novela La husmeadora de Portosal, en esta misma colección.

La vieja y malvada bruja

2,99 9,90 

La vieja y malvada bruja vive en una cabaña en lo más profundo del bosque. Tiene todo lo que una vieja y malvada bruja debería tener: un vestido negro y picudo, una nariz verde y ganchuda, y una melena larga y greñuda, en cuyas profundidades vive un murciélago perezoso.

A la bruja le gustan muchas cosas: le gusta comer princesas, le gusta comer niños, le gusta comer ranas, le gusta comer esas bolitas negras que aparecen a veces entre los dedos de los pies… en resumen: a la bruja le gusta comer. También le gusta que la dejen tranquila, aunque esto suele resultarle un poco más difícil.

Aquí encontrarás todas las minihistorias de la vieja y malvada bruja publicadas hasta la fecha en el blog de Lorzagirl, más una nueva, escrita expresamente para esta edición.

Vayamos por partes II

2,99 19,90 

Ilustrado por ZaraJota.

Algunas personas tienen lorzas y otras no: Lorzagirl es de las primeras.

No es que le preocupe demasiado porque, ahora mismo, tiene problemas más urgentes: encontrar trabajo, conseguir un piso decente (en Madrid, nada menos) y evitar que arda el microondas. Otra vez.

Mientras tanto, tiene que lidiar con una cobaya con tendencia al escapismo, unos fontaneros que no paran de agujerearle paredes, un portero que la toma por tonta sin motivo aparente, una presidenta de la comunidad que da miedo y unos vecinos que son… bueno, son.

Las cosas serían más sencillas si al menos consiguiera sacarse el carnet de conducir, lo que pasa es que los examinadores le tienen manía. Y miedo. Pero sobre todo manía.

O al menos eso es lo que ella dice en su blog.

Vayamos por partes III

2,99 9,90 

Ilustrado por ZaraJota.

Algunas personas tienen lorza, y otras no. Lorzagirl es de las primeras. Otra cosa que tiene, aparte de lorzas, son casi treinta años. ¡Está a punto de que se le pase el arroz! ¡O de que se le queme! ¡Otra vez! ¡Como el microondas!

Por suerte, ahí está ZaraJota, que cocina peor que ella pero a lo mejor puede echarle una mano con… ¿cómo se llama eso de estudiar mucho y no aprobar nunca? Las oposiciones. Y la mudanza. Y el parchís.

Por su parte, Hermano Mediano ha decidido operarse de la cabeza y lo mismo van los médicos y nos lo dejan tontusillo. O peor: exactamente como antes. Y mientras tanto, se cuece una sorpresa y un viaje al Caribe que, quién lo habría imaginado, está justo al ladito de Atenas.

La responsabilidad de llamarse Beatriz en la Toscana

2,99 14,90 

Portada de Carlos Mañas Aldaya.

Se llama Bea y odia la Toscana, aunque se acaba de enterar. Lo ha descubierto justo ahora, en el preciso instante en que le han ofrecido un trabajo allí.

Con lo a gusto que está ella en Madrid, con su novio de toda la vida y esa oposición en el horizonte. Pero claro, si se para a pensarlo, su padre está en paro y en casa les vendría estupendamente el dinero.

Cuando su novio le amenaza con romper con ella si se va, Bea descubre una faceta rebelde que no sabía que llevaba dentro. Se acabó el vivir flojito: se va a ir a la Toscana.

Por desgracia, no será tan fácil porque, aunque todavía no lo sabe, deja atrás una asignatura pendiente.

La husmeadora de Portosal

2,99 14,90 

Hay un asesino suelto en Portosal y a nadie parece importarle demasiado. Las víctimas son niños de la calle: huérfanos, refugiados de guerra, semihumanos… pobres, en definitiva. La ciudad ni siquiera parece darse por enterada de su existencia y desde luego no va a preocuparse en absoluto por sus muertes. Sin embargo, cuando uno  de estos chicos muere en los brazos de Oona, una semielfa criada en las calles, el asunto se convierte en algo personal.

Responde primero a la segunda pregunta

2,99 12,90 

Ingrid deja atrás su vida de okupa en Londres y aterriza en el aeropuerto de Barajas con el corazón roto.

En Madrid tiene que descubrir una nueva manera de vivir, de crecer y madurar. Por suerte, pronto encontrará un trabajo en una agencia de relaciones públicas en pleno Barrio de Salamanca que le cambiará la vida, y no solo el peinado.

¿Conseguirá dejar atrás su historia londinense? ¿Por qué es tan difícil que te cojan un teléfono en la redacción de un periódico? ¿Encontrará Ingrid el amor? Este libro encierra muchas preguntas y había que comenzar respondiendo una.

1 2